13.7 C
San Jorge

NOCHE DE REYES MAGOS: EL POR QUÉ DE ESTA CELEBRACIÓN CRISTIANA

El catolicismo celebra todos los 6 de enero el Día de los Reyes Magos, quienes ofrecieron a Jesús tres regalos preciados.

 

Cada 6 de enero se celebra el Día de los Reyes Magos, la festividad que da cierre a los festejos de Navidad. Su origen se ubica en algunos episodios del Nuevo Testamento de la Biblia que rodean al nacimiento de Jesús.

Este año cae sábado y no tiene estatus de feriado o día no laborable, como si lo tienen Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo.

 

 

ORÍGEN DE LOS REYES MAGOS

Los tres magos de Oriente aparecen en el Evangelio según Mateo 2, 1-12, donde se cuenta que el rey Herodes, tras el nacimiento de Jesús en Belén de Judea, se preocupa por su llegada dado que preguntaban dónde había nacido el rey de los judíos.

 

«Entraron en la casa y vieron al niño con María, su madre. Se hincaron y lo adoraron. Abrieron sus tesoros y le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Luego, habiendo sido avisados en sueños que no volvieran a Herodes, regresaron a su país por otro camino», explica el Evangelio.

 

 

De todas maneras, el texto no específica la cantidad de magos. Se elaboró un número estimado en base a la mención de los regalos que recibió Jesús (oro, incienso y mirra).  Los nombres de Melchor, Gaspar y Baltasar aparecen por primera vez en el famoso mosaico del siglo VI en la basílica de San Apolinar el Nuevo en Ravena, Italia.

 

¿POR QUÉ SE CELEBRAN?

En el siglo IV el número de los Reyes Magos hacía alusión a la Trinidad, los tres continentes conocidos en ese momento. Estos a la vez representaban las tres razas humanas y a las tres edades del hombre.

 

Melchor simbolizó a los europeos descendientes de Jafet, Gaspar a los asiáticos descendientes de Sem, y Baltasar haría lo propio con los africanos descendientes de Cam.

 

 

¿QUÉ LE REGALÓ CADA UNO A JESÚS?

 

  • Baltazar le regaló a Jesús la mirra, una sustancia que se usaba para embalsamar cadáveres y es el símbolo de la humanidad del Señor.
  • Melchor le ofreció al Salvador el oro por la realeza de Cristo.
  • Gaspar portaba el incienso por la divinidad de Jesús.